Contenido

lunes, 19 de marzo de 2012

Crisis sí, pero cultural

Desde hace ya unos años atrás, la palabra de moda de nuestra sociedad desde 2007 es la palabra CRISIS, esa palabra que inunda telediarios y nuestra vida diaria. Todos los de nuestro alrededor la pronuncia una y otra vez para referirse a la mala situación que están pasando varios países, muchos ni siquiera saben a lo que se refieren. Normalmente se refieren a la crisis financiera de varios países y a la crisis del ladrillo española, las dos vienen de lo mismo, una mala gestión y una burbuja que exploto.

Pero yo no quiero aburriros con esto, ya que os lo sabéis de memoria lo que pasa y lo que ha pasado y como hemos llegado hasta aquí. Yo os quiero hablar de la crisis cultural que creo que sufre este país.

Internet ha democratizado las herramientas de producción y de acceso a la cultura, por lo que hoy por hoy, hay cada vez más gente creando cultura y es más fácil acceder a ella. Por lo que podríamos decir que hay una crisis  cultural, entendiendo crisis como un "cambio" de escenario en la cultura, que en mi opinión es un buen cambio, al contrario que piensa la industria que lo único que hace es obstaculizar este cambio.

Por lo que se está creando cada vez más cultura diferente, sin contar con la industria cultural y cada vez podemos acceder al conocimiento que queramos y de diferentes fuentes, por lo que me parece un cambio estupendo.

 Después de introducir el mundo cultural y de como está el acceso a los contenidos y la cultura en general, me gustaría centrarme en la crisis cultural, en la connotación negativa de la palabra crisis.

Después de está revolución cultural donde uno puede acceder a los contenidos del tipo que le interese, si a uno le gusta la ciencia puede leer libros, ver documentales o informarse sobre ciencia, sobre economía, astronomía, series de cualquier tipo o cualquier contenido que sea de tu interés, ahora el mundo es más abierto, no tienes por que ver lo que sale en la televisión o escuchar la música de la radio, Internet te ha dado el poder de elegir.

No se en el resto de los países, pero en España está claro que el contenido que está triunfando, y es la ANTI- CULTURA, por llamarlo de algún modo, como por ejemplo, mujeres hombres y viceversa o la mayoría del contenido de tele 5 y otras cadenas.

En vez de utilizar la herramienta tan potente que es Internet para leer, ver películas series, de nuestro interés, (no digo que te culturicen  ni estar viendo documentales todo el día) la gente se pasa el día informándose de la vida de la gente que ni conoce y viendo programas absurdos.

Con una población sin criterio y que cualquier programa MALO se lo traga sin rechistar, encima esos programas tienen una audiencia de las más altas, dudo que se salga de ninguna crisis, con personas prostituyendo su persona en esos programas por ganar dinero. La solución no es prohibirlo ya que la censura nunca es la solución si no dar una educación de calidad, así no demandaran esa basura.  Ni estudian, ni trabajan, ni leen, ni tienen interés por nada, no solo los jóvenes si no gran parte de la población.

Cuando España salga de esa cultura de sol, fiesta y pandereta se podrá salir reforzados de la crisis si no, queda mucho camino para recorrer para ser un país competitivo.

La cultura también está pasando por dos crisis, una buena la de su democratización y la mala, la cultura tan arraigada Española del cotilleo y de el mínimo esfuerzo, donde lo importante son los famosillos de medio pelo.